Ser feliz no es vivir una vida perfecta. Ser feliz es reconocer que la vida vale la pena, a pesar de todas las dificultades. No podemos esperar algo o alguien para vivir felices. Debemos apreciar lo que tenemos, y en amor disfrutar de cada día.


El mejor momento es ahora

  • Compartir en Facebook

    +8 - Vota!